La controversia del “Pinball”

Pinball

Los “pinball” son máquinas que cada vez son más difíciles de encontrar en los salones recreativos. La era de las consolas y los ordenadores ha acabado con lo que fue uno de los vicios de los jóvenes de antaño. Pero ¿sabías que hasta 1976 estuvieron prohibidas en los EEUU?

Descubre la interesantísima y controvertida historia del “Pinball” en esta adaptación del excelente artículo de Popular Mechanics.

1. El Pinball fue ilegal


George Schmabel, experto en Pinball, intentando demostrar que se trata de un juego de habilidad y no de azar

Desde los años 40 a los 70, el Pinball fue prohibido en las grandes ciudades de EEUU, como Nueva York, Chicago, o Los Ángeles. Los alcaldes y jefes de policía defendían de que se trataba de un juego de azar, y que estaba relacionado con la Mafia.
Claro está que eso fue en 1942, y no fue hasta 1947 cuando los famosos “flippers” (las palancas que podemos accionar para dirigir la bola) aparecieron. Hasta entonces, sólo se podía empujar y golpear la máquina para conseguir que la bola fuera donde quería el jugador.
Las máquinas fueron acusadas de vaciar los bolsillos de jóvenes impresionables.

2. En Nueva York, hubo redadas antiPinball


El jefe de la policía de Nueva York, William O’Brien, acabando con el Pinball a golpe de maza

El alcalde de Nueva York, Fiorello Henry LaGuardia, ordenó, semanas después del ataque japonés contra Pearl Harbor, que la policía asumiera como prioridad absoluta la destrucción de las máquinas de Pinball de la ciudad.
Así, hubo redadas que acabaron con cientos de máquinas destrozadas y lanzadas al rio Hudson.

3. Existieron salas de Pinball clandestinas


Hombres jugando a Pinball en 1935 (Fotografía de FPG/Hulton Archive/Getty Images)

Junto a prostitución, juego, drogas, y alcohol, los tugurios ilegales de Harlem y el Village tenían… sí, en efecto, máquinas de Pinball. De hecho, hasta principios de los 70 hubo redadas en estos locales en los que se requisaron dichas máquinas.

4. También les afectó la Segunda Guerra Mundial


Sala de oficiales en Londres, enero de 1945 (Fotografía de Kurt Hutton/Picture Post/Getty Images)

La llegada de la Segunda Guerra Mundial y la necesidad de redirigir toda la producción de materias primas (entre ellas el cobre, necesario para la fabricación de las máquinas de Pinball) forzó a que no se fabricaran nuevos modelos. En vez de eso, los fabricantes ofrecieron kits de renovación que cambiaban la decoración del tablero, normalmente con motivos bélicos y patrióticos.

5. El Pinball ha sido durante mucho tiempo símbolo de rebelión


Portada de “Pinball Wizard”, de “The Who”

El hecho de que las máquinas Pinball fueran ilegales en los EEUU hasta los 70 hizo que en series, películas, e incluso canciones (como “Pinball Wizard” de los “The Who”), éstas tomaran el papel de elemento antisistema y de rebelión. Hoy en día, el hecho de ver a un personaje de una película de los 50 o 60 jugando a Pinball no nos dice nada, pero en su día era algo ilegal.

6. La legalización del Pinball en Nueva York se jugó a una bola


Roger Sharpe, el salvador del Pinball, juega delante de la prensa

En 1976, el lobby de fabricantes de máquinas recreativas forzó a que se reconsiderara el veto a las máquinas Pinball en Nueva York. Para demostrar que era un juego de habilidad y no de azar, consiguió a uno de los mejores jugadores que pudo encontrar, Roger Sharpe, un editor de revista de 26 años, para que hiciera gala de su técnica.
Para ello, dispuso una máquina que conocía a la perfección, y una de reserva, de modelo diferente, por si la principal fallaba.

Sin embargo, uno de los responsables del ayuntamiento se quejó diciendo que la máquina principal podría estar “amañada”, y que quería que se jugara con la de reserva. Esto supuso un problema, ya que Sharpe no la conocía bien y esto, sumado a la nube de flashes, periodistas, y políticos, hizo que no diera pie con bola.

Viéndose superado por las circunstancias, Sharpe se la jugó a una bola. Antes de lanzarla, dijo que era capaz de acertar en una de las ranuras centrales de la mesa con sólo medir correctamente la fuerza.

Y lo hizo, consiguiendo así demostrar que con una buena técnica, se podía conseguir dominar el juego. Había acabado con 30 años de prohibición. Según comentó después: “si llego a fallar esa bola, seguramente las máquinas Pinball seguirían siendo ilegales”.

7. ¿Cuál ha sido la máquina de Pinball más vendida de la historia?


La máquina superventas de la “Familia Addams”

El honor le corresponde a la máquina de la “Familia Addams”, que salió al mercado en 1991.

8. El Pinball todavía es ilegal en algunos pueblos


El alcalde de Nueva York, LaGuardia, rompiendo una máquina de Pinball en Agosto de 1938

Sólo hace unos pocos años que Nashville, Tennessee, levantó la prohibicion de jugar a Pinball a menores de 18 años, e incluso hoy en día es ilegal jugar a Pinball los domingos en Ocean City, Nueva Jersey

9. Hugh Hefner, propietario de Playboy, es un fanático del Pinball


Una de las máquinas de Pinball con licencia Playboy

Cuando no está rodeado de conejitas, Hugh Hefner, creador del imperio Playboy y principal consumidor de Viagra del planeta, seguramente está jugando a Pinball. Colecciona máquinas y colaboró con los fabricantes para crear 3 máquinas diferentes inspiradas en Playboy.

10. Existió un híbrido Pinball-Videojuego


Pinball 2000, parte Pinball, parte videojuego

En 1999, Williams Pinball era la mayor compañía fabricante de máquinas de Pinball del mundo, pero también pertenecía a una corporación a la que dichas máquinas no le generaban suficientes beneficios, así que antes de cerrarla, les dió una única oportunidad de reciclarse.

Así nació Pinball 2000, un extraño híbrido entre una máquina de Pinball convencional y un videojuego con objetos holográficos que interactuaban con la bola real. Aunque tuvo un éxito relativo, no fue suficiente para convencer a los directivos, que cerraron la división.

11. Sólo queda un fabricante en el mundo


Gary Stern, propietario de Stern Pinball, junto a carcasas en construcción

Si compras una máquina de Pinball nueva, vendrá con toda seguridad de un sitio en las afueras de Chicago: Stern Pinball. Esta empresa es la última de su especie, y ensambla a mano las más de 2000 piezas que componen una de estas máquinas.

Éste ha sido el repaso a la curiosa y controvertida historia del Pinball. Desde su nacimiento en la Francia del S.XVIII como entretenimiento llamado “Bagatelle”, pasando por su evolución en el S.XIX en los EEUU, cambiando los topes de madera por clavos metálicos (de ahí lo de “pin” de “pinball”), hasta nuestros días, este juego ha sido un incomprendido en muchos países.

Anuncios

Acerca de eraserheadyea

i like eraser head, from david mmmm...amo los videojuegos(zelda) jjjajajaa... Ver todas las entradas de eraserheadyea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: